SEC BANERCIUDAD

Mezquita - Catedral

Mezquita - Catedral

No exageramos si afirmamos que la Mezquita-Catedral de Córdoba es la obra cumbre del arte andalusí y uno de los monumentos más importantes del mundo islámico occidental. Su historia se remonta a tiempos visigodos, cuando aquí se encontraba la basílica de San Vicente, sobre la que Abderraman I mandó edificar la primitiva mezquita, que reutiliza elementos constructivos romanos y visigodos, y a la que podemos acceder tras cruzar el espectacular Patio de los Naranjos. En siglos posteriores la mezquita experimentó diversas ampliaciones que reflejan la evolución del estilo omeya en España. Abderrahman III mandó erigir un nuevo alminar, mientras Abderrahman II y Alhaken II alargaron la planta del edificio, decorando este último el mihrab a base de mosaico bizantino y mármoles labrados, logrando tal delicadeza y suntuosidad que compuso uno de los mihrabs más notorios del mundo islámico. Después de la última reforma musulmana, efectuada por Almanzor, la mezquita alcanzó su máxima extensión,   en un laberinto de columnas y arcadas bicolores en el que se congregaban miles de fieles. Tras conquistar Córdoba, el rey cristiano Fernando III quedó tan maravillado con el edificio que, si bien  fue utilizado para el culto católico, no se realizaron transformaciones sustanciales en el edificio hasta el siglo XVI, cuando se comenzó a construir en su corazón una nave cristiana en la que se entremezclan elementos góticos, renacentistas y manieristas, conformándose así un edificio único que sintetiza de manera magistral buena parte de los valores artísticos de Oriente y Occidente.

Video lengua de signos

 

 

Locución