16.494 opiniones en “Libro de condolencias por el fallecimiento de D. Julio Anguita González.”

  1. Mis condolencias a sus familiares y mi más sentido pésame y un gran adiós a una persona ireemplazable como eras tú Julio, no le he conocido personalmente pero si tu seguidor y admirador de tus reflexiones y he sentido un gran vacío por tu pérdida y esperó que desde donde estés nos des parte de tu poder y sabiduría descansa en paz y seguiremos en tu lucha aquí, adiós camarada hasta siempre 👍👏👏👏👏👏👏👏👏

  2. La sensación de orfandad colectiva hoy es inmensa.

    Se nos va el maestro calmado, el revolucionario, el líder en el sentido pleno de la palabra.

    Practicó la política como una labor educativa. Nunca entendió la arena política como una pugna por privilegios o fama, sino como una tribuna desde donde poder ofrecer una voz distinta a la que machaconamente nos imponen todos los días. Alguna vez definió sus mítines como clases encendidas. Se diría que nunca dejó de ser un maestro, la profesión de la que vino y a la que volvió después de la política, dejándonos esa eterna lección de dignidad, renunciando a su pensión vitalicia y jubilándose conforme a su oficio.

    No soportaba la admiración acrítica. Cuando le pedían una foto, respondía: ¿se ha creído usted que soy un futbolista? Su hacer político fue siempre un hacer intelectual y moral. Predicaba con su ejemplo personal, con su propia coherencia en la austeridad. Hilaba ideas complejas con palabras sencillas, y le entendía tanto el agricultor como el erudito.

    Sufrió el momento histórico más difícil para ser comunista. Tomó el liderazgo de un PCE al borde de la desaparición, en pleno auge del neoliberalismo más duro y el PSOE más derechista y corrupto, y dejó a Izquierda Unida en sus mejores resultados históricos. Mientras la izquierda mundial se hundía durante la caída del bloque socialista, en España la izquierda anguitista se fortalecía.

    Fue un radical, siempre. Un buen radical, en el sentido hondo del término. Su inteligencia política le permitía comunicar desde el sentido común, contra el sentido común imperante. Hilvanó con cuidado el feminismo y la ecología junto al movimiento obrero. Supo plantar cara a los grandes poderes financieros y políticos. Combatió Maastricht casi en solitario. En el momento de mayor histeria europeísta advirtió que un país sin soberanía económica estaba desprotegido ante las crisis. Recuperó el republicanismo como eje central de la izquierda. No tuvo ningún miedo a denuncir la corrupción de Felipe González, y advirtió contra la «casa común» con su teoría de las dos orillas. La izquierda no es una palabra hueca, sino un programa, decía. Denunció un capitalismo insostenible social y ecológicamente, aprendiendo las mejores lecciones de Berlinguer sobre la Austeridad. Advirtió que el único modo de que todos tuviéramos un empleo digno era trabajando menos, porque aumentar la productividad es un absurdo que el planeta no puede soportar, y encabezó un movimiento por la reducción de la jornada laboral a las 35 horas. En 2020 vemos estas lecciones con mucha más claridad que cuando las formuló hace 30 años, y aún así seguimos sin aprenderlas. Julio nos enseñaba a pensar con sus palabras. De sus discursos salíamos mejores personas, más capaces, con más sabiduría.

    Pero por encima de todo, fue un hombre valiente. No temía a nada. Por eso, por su honestidad y por su brillantez, le admirábamos hasta el exceso, a veces hasta la adulación que él odiaba. Quería militantes críticos y cultos (que no tiene nada que ver con licenciados, como apostilló más de una vez).

    Su temprana muerte tiene que ver con la dureza que vivió en sus años de política. Su corazón quedó tocado desde aquellos años en que le atacaron desde todas las trincheras. Su cuerpo era más frágil que su voluntad invencible. “Loco”, le decían, “Quijote”, porque no podían encontrar ni un solo clavo al que aferrarse para poder llamarle mentiroso o corrupto. Fue tan recto que al final los poderes solo podían tacharle de utópico. Bendito insulto.

    Para mí, como para toda mi generación, ha sido la figura de referencia. Muchos entramos en su proyecto político en buena medida cautivados por él. Los españoles, como nuestros hermanos latinoamericanos, tenemos algo de caudillistas: no nos sirven las palabras, queremos seguir a mujeres y hombres honestos, por los que merezca la pena sacrificarse. Esto puede parecer irracional, pero en el país de la mentira no lo es tanto. “Las palabras dan igual” decía un spot del PCE de los 80. “Por sus hechos los conoceréis”, decía el evangelio. De nada sirven los discursos si no se acompañan de prácticas honestas y coherentes. Esto también nos lo enseñó Julio.

    Muchos le seguimos más allá de Izquierda Unida: Unidad Cívica por la República, el Frente Cívico “Somos Mayoría”, la Disyuntiva, los diferentes manifiestos que fue lanzando en los últimos años… En el último de ellos, titulado “El hoy y el mañana: razones para nuestro compromiso” tuve el honor de figurar entre los primeros firmantes. Cuando Juan Rivera me explicó la idea, le respondí: no necesito leerlo, si lo va a escribir Julio, contad con mi firma. Ni que decir tiene que esto no lo he hecho absolutamente con nadie más. Muchos esperábamos cada día una nueva reflexión, un manifiesto, unas declaraciones que nos ayudaran a comprender nuestro presente.

    Su muerte nos ha golpeado con terrible dureza. Guardaba la esperanza de que se recuperara, de que volviera a la lucha, de que algún día, dentro de muchos meses, recibiría una llamada de Juan Rivera diciéndome que Julio nos convocaba a una reunión en Córdoba en su departamento de su instituto, junto a los compañeros del Colectivo Prometeo, para lanzar una nueva acción colectiva.

    Siento la terrible sensación de fin de etapa. Nadie como él era capaz de formular un proyecto alternativo al dominante. Manuel Sacristán en una ocasión dijo que «el asunto real que anda por detrás de tanta lectura es la cuestión política de si la naturaleza del socialismo es hacer lo mismo que el capitalismo, aunque mejor, o consiste en vivir otra cosa”. Julio Anguita supo ponerle palabras y hechos a esa «otra cosa».

    Se ha ido el mejor de los nuestros.

    Gracias por todo, Julio.

    Trataremos de seguir tu ejemplo.

    No será fácil.

    José Sarrión

  3. Muchas gracias compañero por la ejemplaridad que mostraste. Gracias por dejar el listón tan alto. Eras y serás referencia, ese fin al que llegar

  4. Desde mis recuerdos imborrables de rebeldía, desde cuando hoy, con cierta hipocresía te dedican palabras de sentimiento, mi pésame sincero porque echaré de menos tu capacidad para predecir . Lo supe en los años 90 cuando pre dijiste lo de Maastricht. Hoy comprobamos tus aciertos ak cien por cien. Descansa en paz.

  5. A toda la familia Anguita, mi pésame y mi solidaridad en el dolor por la enorme perdida.
    Vuestra familia es muy extensa porque la formamos todas las personas que nos sentimos representados por Julio Anguita González, en sus ideas, sus palabras y su ejemplo.
    Somos con él, un compromiso.

  6. Hoy será un día recordado para siempre, nos dejó el mejor político que ha habido y habrá siempre. Persona integra y humana al que todos queremos.
    No te olvidaremos maestro de maestros.
    Que la tierra te sea leve y hasta la victoria siempre.
    Salud y republica.

  7. Que la tierra te sea leve y tu ejemplo de honestidad y justicia social fluya con la normalidad ..que esta nueva normalidad nos exige..un abrazo infinito.

  8. Con Julio se va un referente de la izquierda , perdemos un hombre serio coherente y fiel a sus ideas.
    En la política actual pocos quedan como Julio.
    !! Qué la tierra te sea leve camarada !!

  9. Una voz de la cordura en medio del griterio politico. Un referente para l@s que querían escuchar. Yo podré decir que viví en los tiempos de Don Julio Anguita. Descanse en paz maestro.

  10. Siempre me pareció un hombre de bien digno y con ética cosa difícil de encontrar en la clase política de hoy un referente político de izquierdas y con mucha dignidad
    Siempre se van los mejores demasiado pronto DEP nunca le olvidaré su magisterio nos dio una gran lección de vida

  11. Hasta Siempre, camarada. Has sido un gran ejemplo para el pueblo. Ojalá tu pensamiento sea una semilla que crezca en los jóvenes.

  12. Camarada estuve un tiempo perdido en ensoñaciones que no eran realistas, perdí el camino de la Utopía y volví en solo una hora al escucharte hablar, descansa Camarada estamos aquí guardando el frente democrático.
    Que la tierra te sea leve mi querido Camarada.

  13. Profunda tristeza por el fallecimiento de Julio Anguita. Fue valiente en su defensa de una sociedad más justa, fiel a lo que pensaba. Respeto y agradecimiento. Condolencias su familia y allegados

  14. Se nos ha ido una persona leal honesta y comprometida con unas ideas en las que creía un hombre referente para mucha gente y que seguirá activo en nuestras mentes. Hasta la victoria siempre Julio.

  15. Mi más sincero pésame a todos sus familiares. Grandes pensamientos quedan hoy huérfanos pero con la esperanza de quedar impregnados en los corazones de la humanidad gracias a la grandeza de su creador. Que la tierra te sea leve compañero

  16. Fuites y lo serás siempre un maestro para mí. A mis hijos e hijas y a mis nietas y nietos le pasaré tus enseñanzas. Este mundo las necesita.

  17. Hasta siempre compañero 🔻

    Se nos va un referente político y ético, hoy nos quedamos un poco más huérfanos. Nos toca remar con todo lo que nos ha dejado, siempre con su luz como guía. Hasta siempre Julio.

  18. Se nos ha ido el que podría haber sido el mejor presidente para España, por.su.elegancia, coherencia y ejemplo.
    D.E.P 👏👏👏👏👏👏👏♥️✊

  19. Mi despedida es para un hombre íntegro, bueno y leal con todo el mundo, en especial con todos los cordobeses.
    Un ejemplo a seguir.
    Echaremos de menos sus charlas, sus lecciones de vida.
    Descanse en Paz, D. Julio.

  20. Nos deja un gran hombre. Quien fue nuestro Alcalde y nos representó en el parlamento.
    DEP. A todos los cordobeses mi más sentido pésame.

  21. Adiós Califa. Descanse en paz. Una figura histórica e imborrable de nuestro país y, sobre todo, de nuestra amada ciudad. Intelectual de intelectuales, sabio profesor e insigne cordobés. Le echaremos de menos Julio.

  22. Gran mensaje a los»chavales» (a los jóvenes) unas semanas antes de que sufriera el último infarto.
    Se ha ido una mente clarividente, una persona integra y coherente como pocas hay en la historia política de este planeta.
    Se ha ido un REVOLUCIONARIO comprometido con la clase trabajadora.
    Se ha ido un MAESTRO en toda su dimensión.
    Se ha ido un GRAN SER HUMANO.
    ❤️❤️👏👏✊✊✊

  23. Mi más sentido pésame. Gracias por su ejemplo. Gracias por sus enseñanzas. Gracias, maestro. Gracias, compañero y camarada. Gracias, Don Julio

  24. Adios Camarada, fuiste un lider para una generación de andaluces y españoles, eres y serás una referencia para la izquierda.

    No enseñaste a todos el poder de la izquierda para crear y a quien disputárselo.

    ¡Hasta siempre Comandante!

  25. ¡No habrá mejor político en España! Humildad, dignidad y honestidad son tres palabras que te definen a la perfección, ojalá algún día, desde donde estés, puedas ver una España como la que tu querías… QUE LA TIERRA TE SEA LEVE, CAMARADA! Desde Pedrera, pueblo obrero y comunista donde los haya!!

  26. Un gran hombre nos dejó una lección de dignidad difícil en estos tiempos DEP
    Siempre se van los decentes y los buenos
    Mi pésame a su familia y amigos

  27. Siento enormemente la pérdida Julio, una persona, comprometida con la clase trabajadora, solidaria con las personas más necesitadas en necesidades y pensamientos, Viva Julio y sus valores.

  28. Si no fuera por gente de izquierda como Julio. Los de abajo estarían peor.
    Perdiéndolo sufrimos una enorme herida entre los que luchan por la justicia.
    Sus ideas nos acompañaran para siempre.
    Mis condolencias a su familia, amigos, a toda la izquierda y a los más vulnerables a quien Julio siempre defendió.

  29. Mi más sentido pésame a la familia. Se nos ha ido un grande, un señor con las letras, humano, cercano y sobre todo persona entrañable. Para mí un ídolo que dejo cordoba muy alto. Darle la gracias maestro por la sabiduría y el saber estar. Te llevaremos en nuestros corazones y unidos a la historia de cordoba. Gracias califa.

  30. Grande Julio, grande. Votarémoste moito de menos. Seguiremos loitando contra as falacias e inxustizas deste estado fascista. Fuches un exemplo a seguir e amosaremos ós nosos fillos o teu traballo. Imos pola III República ✊

  31. Desde Albendin con el gran dolor en el corazón por la pérdida de un amigo y gran persona, nuestro más sentido pésame y mandar ánimo a la familia.
    D.E.P DON JULIO.

  32. Se nos fue un grande . Mis más sincero pésame a la familia . Era mi político más admirado , humilde , coherente , leal . Que la tierra te sea leve compañero .

  33. Mi más sentido pésame, ha sido un orgullo tener a un Alcalde como Julio Anguita en esta ciudad. Reitero mis condolencias y mi más sentido pésame a su familia.

  34. Que enorme tristeza perder a una persona referente del movimiento obrero y de la lucha por la justicia social.
    Descanse en paz

  35. Se ha ido la honestidad y coherencia política, el ejemplo de vivir como se piensa, se ha ido Julio Anguita. Que la tierra te sea leve, compañero.

  36. Ha fallecido un cordobés al que toda su ciudad admira y respeta. Ha fallecido buscando soluciones para este país al que venera. Te echaremos de menos. Hoy Córdoba se queda huérfana y como cordobesa seguiré escuchàndote ,porque sin duda todavía te quedan muchas lecciones que darnos. Hasta, pronto Julio!!!.

  37. En nombre de la familia Camacho Vallejo expresamos nuestro profundo pesar y más sincero pésame a la Familia de Don Julio Anguita. Se va un honbre honrado, lúcido y ejemplar, que deja su vida en el empeño de trabajar por un mundo mas justo conformado por ciudadanos ejemplares. Tratamos de seguir tu huella, Julio. Que la tierra te sea leve.

  38. Fue el único político coherente que he conocido, desde que lo ho
    Vi allá por el 1978 en un mitin , nunca me ha engañado ni política, ni humanamente. HASTA SIEMPRE COMPAÑERO, MAESTRO.

  39. Amb llums i ombres, amb coincidències i divergències; cal reconèixer la teva honestedat i el teu permanent posicionament al costat de la classe treballadora. Descansa en pau, company.

  40. Muere a los 78 años Julio Anguita.
    Hasta la victoria, siempre, camarada.
    Que la tierra te sea leve.

    Quienes le conocimos y trabajamos con él es un orgullo haber transitado a su lado.

    «Ha muerto un pedazo de la historia reciente de España, Andalucia y Córdoba.
    Su primer mitin lo dio en Castro del Río y los que estuvimos alli, podemos asegurar que nos dejo a todos con ganas de más.

    Su forma didáctica de explicar, con la que todos nos enterabamos. Que tristeza.
    Descanse en paz”.

  41. Se nos ha ido un gran político y un buen hombre. Su ejemplo no podemos olvidarlo, siempre será un desafío para los políticos que quieran ser coherentes

  42. Dicen, Julio, que has muerto. Qué tontería.

    Hoy lloramos, pero vendrán sonrisas por todo eso de ti que dejaste en nosotros.

    En quienes despertamos con tu voz y nos unimos a tu lucha y tu ejemplo.

    En quienes aprendemos de tu constancia para seguir siempre y al caernos, levantarnos.

    En quienes sabemos de tu nobleza y honor y la defendemos como un ejemplo. Con valor y humildad.

    En quienes te hostigaron por defender un sueño justo con el que acercaste una realidad que puede ser.

    En quienes como nos enseñas ponemos las vidas en el centro y hoy eso tiene aun más valor.

    En quienes entendemos como tú, que una palabra cruda en el momento adecuado grita una verdad a la que dar luz.

    Y eso sigue, la luz para el camino que nos queda. Siempre con tu ejemplo comunista.

    Salud, camarada.

  43. Podría escribirle muchas cosas pero la que más me sale es pedirle perdón en nombre de los españoles por no hacer lo que realmente debimos hacer cuando usted, el diligente político que realmente ha merecido ser el que ha debido de dirigir una nación cómo esta no fuimos capaces de hacerlo, perdón, perdón por nuestra ignorancia, incultura y poca honestidad. Lo siento camarada, descanse en paz.

  44. Eres un modelo a seguir para cualquier persona con dos dedos de frente que se quiera dedicar a la politica, gracias a ti me interesó todo ese mundo, espero que algún día vuelva Córdoba a ver un alcalde como tu, mis respetos y pésame a toda la familia

  45. descansa en paz Julio, eras una de las pocas personas a las que admiraba por tu honradez y tu honestidad, se nos ha ido el mejor político que ha habido en España.

  46. Siento en lo más profundo que hoy se fue algo de mí, siento un vacío que solo superaron la partida de mis propios padres.
    Gracias Julio, por todo la conciencia que creastes en muchos de nosotros.
    Mi más sentido pésame a la familia y amigos.

  47. Una de las mejores personas que he tenido el privilegio de conocer,cercano,gran alcalde,gran politico. Le echare mucho de menos,siempre recorade sus sabias palabras,siempre estara en mi pensamiento.Gracias por su humanidad D. Julio

  48. Un ejemplo de honestidad, camarada te echaremos de menos, el corazón se sobrecoge de saber que ya no estás. Transmitía tranquilidad y orgullo tan solo el echo de verte pasear por nuestras calles de Córdoba
    D.E.P. Querido Julio para siempre

  49. Julio Anguita fue uno de los pocos referentes políticos y éticos que he tenido. Lo recuerdo en la Tribuna del Congreso de los Diputados, en los mítines, en las entrevistas y en sus libros ejerciendo lo que siempre fue: un maestro.
    Se ha ido un referente y un espejo en el que mirarse, pero no sé han ido sus ideas, que han permeado en tantas y tantos.
    DEP maestro.

  50. Que gran pérdida para las personas por su constante enseñanza al diálogo, a la defensa de la libertad y al comportamiento de la humanidad. Siempre en el corazón.

  51. Mi más sentido pésame a la familia por tan irreparable perdida.
    En su tiempo, fue un gran alcalde para la ciudad de Córdoba.

  52. Julio, tu ejemplo de compromiso y lucha, la coherencia de tu análisis y propuesta, la brillante palabra transformada en programa, tu alegre rebeldía que a tantos y tantas levanto del letargo de la pasividad.
    Mucho, todo has sido, eres y serás para quienes llevamos un mundo nuevo dentro de nuestros corazones. Un gigante que deja una huella imborrable que, hoy atraviesa nuestros corazones, pero mañana seguirá orientandolos hacia una sociedad de justicia, sin clases.
    Julio, camarada, compañero, desde el PCE en Castilla y León se elevan nuestros puños, en los que tu sigues vivo.

  53. El único consuelo es que tú no puedes morir. Hoy estamos tristes, porque hay muchas cosas que aún no nos habías dicho, pero dentro de un tiempo, recordaremos lo importante, seguirás siendo nuestro ejemplo y nuestros hijos seguirán oyendo hablar de ti.
    Hasta siempre, Maestro.

  54. Gracias Don Julio, por tus enseñanzas, desde Vélez Málaga, un chico de 19 años, te descubrió por tus charlas y me enamoraste por tu sabiduría y tu sabia y honesta manera de ver el mundo.

    Sin duda, eres y serás siempre el espejo político en donde mirarme. Gracias Julio, Sit tirri leve tibis.

  55. Siento como una gran perdida para este país la partida de Julio, era un gran político que demostró su honorabilidad siempre, y como persona sin palabras la honradez y lealtad eran su bandera…
    DESCANSE EN PAZ.

  56. Al mejor alcalde, llevó su identidad comunista con orgullo, en estos tiempos te echaremos mucho de menos a pesar del legado que has dejado.
    Hasta siempre camarada.

  57. La verdad es que encuentro muy mal. El mes pasado murió mi abuelo en el mismo hospital que ha fallecido Julio, en el Reina Sofía. Me está doliendo la muerte de Julio con mucha intensidad. Lo que me ha enseñado Julio desde la primera semana de diciembre del año 2000 que entró por la puerta de la clase de segundo de la ESO del Instituto Blas Infante de Córdoba es totalmente imborrable e impagable con nada. Fue dos años mi profesor y uno de ellos mi tutor, muchas charlas vividas con él. Me ha marcado en mi vida mucho, la forma de entenderla. El se va físicamente, pero su legado intelectual será eterno. Todo un ejemplo para la vida humana y política. Un grande entre los grandes, eso es y será Don Julio Anguita González para el resto de la historia. Que la tierra te sea leve.

  58. D. E. P.
    Nuestro cariño a la familia y amigos.
    Gracias por hacernos pensar, reflexionar y por creer que un mundo mejor es posible.
    La unión hace la fuerza y con tu fuerzs seguiremos la lucha.
    Cuida de nosotros allá donde estés.
    Hasta pronto!

  59. Maestro, cuánta sabiduría nos deja y cuánto aún nos quedaba por aprender de UD.
    En nuestros corazones y nuestra memoria siempre!
    Que la tierra le sea leve!

Responder a Paqui Rodríguez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *